Servicios para empresas

← Inicio 1 Final →

Como España es miembro de la Unión Europea, los posibles inversores pueden beneficiarse de los programas de asistencia europeos que hacen que la inversión empresarial en España sea aún más atractiva. Por ejemplo, para las actividades realizadas en ciertos sectores de la economía del país, existen numerosos subsidios financieros, préstamos blandos o combinaciones de estos, así como beneficios fiscales.

Por lo tanto, si no considera los bienes inmuebles en España como una inversión, pero desea crear un negocio europeo, España es uno de los países con un potencial de inversión en crecimiento. Los inversores extranjeros cuentan con amplias ventajas y oportunidades, incluida una visa de inversor especial en España, así como incentivos para el desarrollo empresarial en los sectores económicos relevantes para el país.

Por ejemplo, dependiendo de la región, se forma una cierta lista de sectores de la economía que se consideran prioritarios debido a su potencial de crecimiento e impacto en la economía española en su conjunto. Las comunidades autónomas ofrecen incentivos similares en la mayoría de estas industrias.

Con el fin de desarrollar un clima de inversión para los inversores locales y extranjeros, España ofrece incentivos de inversión en forma de programas de incentivos gubernamentales. Los incentivos a la inversión se aplican principalmente a programas destinados a promover la innovación, la mejora tecnológica y los proyectos de investigación y desarrollo. En los últimos años, han sido una de las principales prioridades de la economía española.